fbpx
"Cuanta alegría y cuanta magia faltaría a nuestras mejores experiencias sin el buen vino"

Vino Natural: nuestra Filosofía y los Enanos Operosos

“Wine, Human, Nature, Etna”: Sciacca Natura Volcánica

Wine, Human, Nature, Etna” es nuestra filosofía para un vino ético y natural. Durante el proceso de vinificación la naturaleza es nuestra aliada, un compañero de viaje, es más, a veces, nuestra maestra. En este proceso es vital respetar el armonioso y sagrado equilibrio entre hombre y naturaleza.

El vino natural, por lo tanto, es pensado como expresión de la naturaleza auténtica de los lugares, de las cepas y del añada. Por esta razón, no se utiliza química sintética en el suelo, ni tampoco técnicas agronómicas y enológicas invasivas y desnaturalizantes.

Sin embargo, creemos que el vino, para expresar mejor la naturaleza presente en el territorio, debe tener también fuertes connotaciones humanas. De hecho, es el hombre quien elige cuándo y cómo actuar para transformar la uvas en vino. Nuestro objetivo es alcanzar un tamaño de producción máximo de 50 mil botellas, diversificadas en cinco referencias. Actualmente, la producción ve protagonistas el BIANCOPIGLIO Etna Blanco D.O.C, el ROSSOBRILLO Etna Tinto D.O.C, y el NEROMAGNO Etna Rosso D.O.C (disponible desde la primavera 2020), que se distinguen por origen del viñedo, vinificación y afinación.

Seguimos personalmente y con la ayuda de expertos cualificados todas las fases de cultivo, producción, vinificación y embotellado, acompañando y coordinando cada una de estas fases de primera mano.

¿Quién cuida nuestro Vino Natural: los Enanos o los Gnomos?

¿Enanos o Gnomos? De estatura pequeña, como la de un niño, los gnomos son seres estrechamente ligados a la tierra, generalmente viejos, barbudos y de piel arrugada (a excepción de nuestro joven Rossobrillo, recién nacido).

Vestidos a menudo con ropas coloridas y un sombrero puntiagudo, son pequeños bromistas. Decidimos evocar sus imagen como mágicos protectores de la tierra. Los imaginamos trabajando incesantemente en nuestro viñedo con formas antropomorfas más divertidas que los microorganismos reales. Llevan a cabo la tarea que el campesino siciliano, después de haber hecho su arduo trabajo, espera recibir de la naturaleza volcánica, para obtener los frutos sanos que darán excepcionales vinos del Etna, donde los enanos seguirán jugando, con las emociones de los amantes del vino. Cambian posición en las etiquetas de cada año ya que cada cosecha es diferente de la anterior.